martes, 3 de febrero de 2015

DÍA MUNDIAL DEL CANCER: 4 DE FEBRERO DE 2015.

«A nuestro alcance».

Prevenir y curar el cáncer está a nuestro alcance. En un acuerdo de 2000, de la Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional contra el Cáncer, se designó el 4 de febrero de cada año como el Día Mundial contra el Cáncer, en el objetivo de sensibilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de este proceso.

El cáncer engloba un conjunto de enfermedades que representa una de las más importantes causas de morbilidad (el 30% de los hombres y el 25% de las mujeres tendrán un diagnóstico de cáncer a lo largo de su vida) y la principal causa de muerte a escala mundial. Se estima que causa 7,6 millones de muertes cada año en todo el mundo.

Aproximadamente un 70% de las muertes se registran en países de ingresos bajos y medios, principalmente en África, Asia, América Central y del Sur. En España también es una de las principales causas de muerte. En Aragón, los tumores son la primera causa de muerte entre los hombres y la segunda en mujeres (la primera causa en mujeres fueron las enfermedades del sistema circulatorio).
  
Mundialmente, los principales tipos de cáncer son el pulmonar (1,37 millones de muertes), gástrico, hepático, colorrectal, mamario y cervicouterino. En Aragón, en el conjunto de toda la población, el tumor más frecuente como causa de muerte es el tumor maligno broncopulmonar, seguido del de colon. En hombres fue el broncopulmonar y el de próstata, y en mujeres el de mama y el de colón, seguido con clara tendencia ascendente del broncopulmonar.

La aparición del cáncer es el resultado de interacciones entre factores genéticos del paciente y diversos tipos de agentes externos físicos (radiaciones ultravioleta e ionizantes, etc.), químicos (asbestos, tabaco, contaminantes del agua y alimentos, etc.) y biológicos (virus, bacterias o parásitos). La acumulación general de factores de riesgo a lo largo de la vida se combina con la pérdida de eficacia de los mecanismos de reparación y defensa orgánicos que acontecen con la edad, por lo que la frecuencia del cáncer es superior al aumentar ésta.

Se estima que un 30% de las muertes por cáncer se deben predominantemente a cinco factores de riesgo relacionados con los estilos de vida: bajo consumo de frutas y verduras, inactividad física, índice de masa corporal alto, consumo de tabaco o de alcohol. El hábito tabáquico es el factor de riesgo más importante, es la causa del 22% de las muertes en el mundo por cáncer y el principal motivo de las muertes por cáncer de pulmón.

Se calcula que más de un 40% de los cánceres son evitables con el cese del consumo de tabaco y alcohol, así como practicando una alimentación y actividad física saludables. El consumo de tabaco representa la principal causa evitable de cáncer. Posiblemente las mayores tasas de letalidad que ocasionan los diferentes tipos de cáncer se deben también a retrasos en diagnóstico precoz y a las dificultades de acceso a los medios terapéuticos en algunas sociedades, principalmente en países en vías de desarrollo.

El cáncer es prevenible y curable. En esta fecha se hace una llamada mundial para intentar reducir el impacto del cáncer en la población, por medio de la prevención, el diagnóstico precoz y del acceso a tratamientos eficaces. Se intenta también que aquellas personas bajo tratamiento, o curadas, tengan una mejor calidad de vida. Se pone de relieve la necesidad de implementar medidas para logar la meta asumida en 2013 de reducir en 25% las muertes prematuras por cáncer y otras enfermedades no transmisibles para 2025.