martes, 25 de junio de 2013

Calidad del agua de consumo

El control del agua de consumo recae, desde la publicación del Real Decreto 140/2003 por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, en los gestores de los abastecimientos que pueden ser ayuntamientos o  empresas privadas según el caso. Las autoridades sanitarias tiene la obligación de velar porque ese control se efectúe adecuadamente para garantizar que los habitantes de Aragón beban un agua de calidad adecuada, y para ello realizan la vigilancia sanitaria de los abastecimientos, que consiste por una parte en inspecciones periódicas a los abastecimientos y sus infraestructuras y por otra en controles analíticos de la calidad del agua que se programan cada año en función de los riesgos e incumplimientos de cada abastecimiento.

La legislación vigente en materia de agua establece que las Comunidades Autónomas deben publicar periódicamente un Informe sobre la calidad del agua de consumo humano y las características de las zonas de abastecimiento en su territorio.
Como cada año, la Sección de Sanidad Ambiental del Servicio de Seguridad Alimentaria, Salud Ambiental y Coordinación de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón ha elaborado el informe Calidad del agua de consumo humano en la Comunidad Autónoma de Aragón del año 2012. En dicho informe cabe destacar que este año se han realizado y registrado en el SINAC (Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo) 9.718 boletines de análisis de las aguas de consumo humano de las 798 zonas de abastecimiento de nuestra Comunidad Autónoma, de ellos, un 8,84 % (859) son análisis  realizados por la Autoridad Sanitaria y el 81,16% restantes los realizaron los gestores de los abastecimientos. El 99,04% de la población de Aragón tiene su abastecimiento de agua de consumo controlado en el SINAC.         
El 85% de los boletines analíticos tiene una calificación de apta y un 10% de apta con no conformidad, que hace referencia a un agua apta, que se puede beber, pero que su calidad no es todo lo deseable que cabría esperar, hay que resaltar que ese agua no entraña ningún riesgo para la salud de la población que la bebe. Un total de 750 boletines (7,72 %), el agua era apta pero con falta de desinfectante residual, con el consiguiente riesgo de contaminación de la misma. El mayor número de incumplimientos se deben a parámetros indicadores de calidad, haciendo especial mención al exceso de cloro residual libre, lo que implica un deficiente manejo del proceso de desinfección. 
Sólo  486  boletines (5%) tuvieron una calificación de agua no apta para el consumo aunque en sólo 62 de ellos (0,64%) el agua suponía un riesgo para la salud; sólo un  boletín (0,01%) mantuvo la calificación de riesgo para la salud en la muestra de confirmación. En el gráfico se aprecia como el porcentaje de boletines calificados como agua no apta para el consumo apenas varía en el periodo 2006-2012.

Para consultar los análisis de cada zona de abastecimiento en particular, puede hacerse en acceso ciudadano a través de la página del SINAC. Durante este año 2013 se va a implantar una nueva versión del SINAC 2.0, la implantación de la misma está prevista para el próximo mes de octubre, en la actualidad se puede acceder a esta versión para que los usuarios profesionales (gestores, ayuntamientos, laboratorios y personal de la Administración implicados en la vigilancia sanitaria del agua) realicen un pilotaje del mismo y se familiaricen con esta nueva versión.
La nueva versión también tendrá un acceso al ciudadano con tres tipos de información: información del abastecimiento, informes técnicos y buzón del ciudadano. En información del abastecimiento cualquier ciudadano podrá consultar la calidad del agua de su localidad y podrá ver información (fecha, tipo de análisis, resultados y porcentaje de parámetros obligados notificados) de los últimos 30 boletines de análisis de la red de distribución o en su defecto de los dos últimos años.