miércoles, 20 de marzo de 2013

Terminemos con la tuberculosis en nuestra generación


El 24 de marzo se celebra el día mundial de la Tuberculosis (TB), conmemorando el día en el que Robert Koch en 1.882 anunció el descubrimiento de la bacteria causante de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis). La Alianza Mundial Alto a la Tuberculosis (Stop TB Partnership), es una red fundada en 2.001 y compuesta por más de 1.600 organizaciones internacionales, países, donantes de los sectores público y privado, y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, que trabajan juntos para eliminar la tuberculosis, y junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) organizan el Día Mundial. 

El viernes 22 de marzo se organiza en Zaragoza una sesión científica sobre la tuberculosis, en el contexto del día mundial, en la que se debatirá la vigilancia epidemiológica y la epidemiología molecular de la tuberculosis en Aragón, el estado actual de la resistencia y multirresistencia a los fármacos y las nuevas vacunas frente a la tuberculosis en las que el grupo de investigación de la Universidad de Zaragoza tiene un papel destacado.
 http://www.stoptb.org/assets/images/slider/wtbdslider.jpg
En 2006, la OMS publicó la Estrategia para detener la tuberculosis (Stop TB Strategy) con la finalidad de incluir la prevención de la tuberculosis en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ONU) y proponer las siguientes metas: Para 2015,  reducir la prevalencia y la mortalidad por tuberculosis en un 50% respecto a 1990; y para 2050, eliminar la tuberculosis como problema de salud pública (reducir a 1 caso por millón de habitantes). En 2011, se actualiza el Plan Global elaborado por la Alianza Mundial Alto a la Tuberculosis, publicando el Plan Global para Detener la Tuberculosis2011-2015 (Global Plan to Stop TB 2011–2015).

Actualmente se mantienen los progresos hacia la consecución de la meta dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, consistente en detener y empezar a reducir la epidemia de tuberculosis en 2015. No obstante, la carga mundial de la tuberculosis es enorme y sigue siendo un importante problema de salud pública en todo el mundo. La existencia de tuberculosis multirresistente y extremadamente resistente, su asociación con la infección por VIH, el retraso en el diagnóstico, la mala cumplimentación de los tratamientos, la debilidad de los sistemas sanitarios y las condiciones de vida de los enfermos son las principales dificultades para eliminar a la tuberculosis como problema de salud pública en el mundo.