jueves, 1 de diciembre de 2011

Día Mundial del Sida: 1 de diciembre


Desde 1988 se celebra cada 1 de diciembre el Día Mundial del Sida. Una enfermedad que en Aragón, desde 1985 hasta el 30 de junio de 2011, ha contabilizado 1.609 casos. 228 se notificaron en la provincia de Huesca, 103 en Teruel y 1.278 en la de Zaragoza. Estos datos suponen una tasa de incidencia acumulada de 116,6 casos por 100.000 habitantes. Asimismo, el registro de casos de sida en Aragón pone de manifiesto que el 77% de los afectados son hombres frente al 23% que corresponde a las mujeres. Otros indicadores destacados son los relativos a la edad: el 65,1% está en el grupo de 25-39 años y el 23,4% en el de 40-59 años. Además, la enfermedad indicativa de VIH más frecuente es la neumonía seguida de la tuberculosis.

Este año se han cumplido 30 años desde el primer diagnóstico. Por ello, la campaña hace hincapié en la evolución en cuanto al abordaje de esta enfermedad y a los avances en el conocimiento, la transmisión y el tratamiento de la misma. En este sentido, el Director  General de Salud Pública, Francisco Sancho, ha declarado que “en estos 30 años se han dado grandes avances pero todavía quedan importantes desafíos”. Y es que el 50% de los nuevos diagnósticos presentan un retraso importante, contaban ya con una inmunodepresión grave. Por lo que, tal y como ha indicado Sancho, “es necesario potenciar las intervenciones destinadas a promover la prueba del VIH, el consejo y el diagnóstico precoz de la infección en personas que hayan tenido prácticas de riesgo”. Al mismo tiempo, el director ha incidido en la importancia del diagnóstico temprano de infección, pues supone “el poder beneficiarse de un tratamiento precoz además de disponer de una información clave para evitar la transmisión del VIH”.

Cabe destacar, que los patrones epidemiológicos de transmisión del virus han cambiado, mientras en el pasado ésta se daba en usuarios de drogas por vía parenteral, actualmente el VIH se transmite mayoritariamente por vía sexual. Concretamente, se ha observado un incremento paulatino de casos a prácticas heterosexuales de riesgo, suponiendo ya el 66,6% de los nuevos casos de sida en el 2010.


Por otro lado, la mitad de los nuevos diagnósticos ocurre en personas de origen extranjero. Esto subraya la necesidad de diversificar los programas de prevención para adaptarlos a las necesidades de este colectivo, social y culturalmente muy heterogéneo, y especialmente vulnerable.

Desde la dirección general de Salud Pública, otro de los puntos que destacan consiste en la estabilización de la incidencia anual de los casos de sida. A pesar de ello, y para conocer la evolución real de la epidemia, en el año 2008 se puso en marcha en Aragón el Sistema de Información de Nuevas Infecciones por VIH (SINIVIH). Este sistema de información de base poblacional garantiza la confidencialidad de los datos y permite contar con una herramienta clave para la adecuada vigilancia epidemiológica, para mantener la sensibilidad social frente a esta epidemia y para orientar la toma de decisiones informadas en salud pública y las políticas preventivas.

En el 2011 (hasta el 30 de junio) se han diagnosticado 62 nuevos casos de infección por VIH en Aragón (56 en el mismo periodo en 2010).

Por último, resaltar que el envejecimiento de las personas infectadas y los efectos secundarios de los tratamientos ocupan un lugar central en la investigación y tratamiento de las personas con VIH.