jueves, 23 de junio de 2011

Mosca negra en Aragón: Información para evitar las molestias


La mosca negra es un insecto díptero con un tamaño pequeño, entre 3-6 mm, mucho menor que la mosca doméstica, es de color negro y tiene las alas blancas.

Se cría en:
• Zonas de vegetación de las riberas de ríos y riachuelos donde ponen los huevos.
• Necesita agua corriente para su desarrollo y las altas temperaturas acortan la duración de su vida.
• La mosca hembra pica a las personas y los animales porque necesita la sangre para el desarrollo de los huevos.

Sus picaduras producen:
• Una zona inflamada con un punto central rojo y una zona de inflamación alrededor, la lesión persiste una semana.
• En España no transmiten enfermedades a las personas. Hay más riesgo de picaduras
• Durante todo el día, aunque las hembras tienen más actividad durante el amanecer y el atardecer.
• Al aire libre, en el campo (raramente entran en las casas).
• En un radio de hasta 20 km de distancia del lugar donde se crían.

Para evitar sus picaduras:
• No realizar actividades cerca de los lugares donde crían, como son las orillas de los ríos con vegetación abundante.
• Llevar ropa que cubra todo el cuerpo: pantalones largos, mangas largas, calcetines.
• También se pueden usar sobre la piel sustancias repelentes consultando en la farmacia o centro de salud y siguiendo las instrucciones de uso.

Tratamiento de las picaduras de mosca negra

• Limpiar y desinfectar la zona de la picadura.
• Aplicar alguna crema o líquido para picaduras que contenga amoniaco.
• No rascarse para evitar infecciones.
En caso de persistencia de las molestias o reacciones más graves, consultar con el médico.

Recomendaciones de uso de sustancias repelentes frente a mosca negra

• Utilizar un producto repelente adecuado (pedir consejo en el centro de salud o en la farmacia).
• Aplicar en zonas descubiertas del cuerpo en cantidad suficiente pero sin exceso.
• En la cara es conveniente aplicar con la mano (no aplicar con spray) evitando el contacto con los ojos y la boca.
• No aplicar en las manos de los niños.
• No aplicar nunca encima de cortes, heridas o zonas irritadas de la piel.
• Lavarse con agua y jabón después del tiempo necesario de exposición al producto.
• Si produce reacción en la piel, lavarse con agua y jabón y consultar con el médico.
• El uso de estos productos no es aconsejable en menores de 2 años.